No renuncies a un salón precioso porque tu familia crezca

A cuantas nos ha pasado, que su piso precioso de soltera o de pareja sin hijos empieza a sufrir transformaciones en el momento que la familia crece.Vemos peligros por todas partes, las estancias se nos quedan pequeñas o los cristales de las mesas se convierten en el horror del día a día.

Tenemos claro que cuando se tienen niños las cosas cambian, pero nosotras somos de las que creemos que no se tiene por qué renunciar a una estancia acogedora porque haya que convertirla en funcional.

Lo confesamos, somos unas locas de la decoración, nos apasiona y por eso queremos compartir contigo 5 tips para mantener un salón precioso y que pueda disfrutarse en familia.

  1. El sofá, elemento de vital importancia.

Cuando empezamos a ser más de dos en la familia, el sofá se nos empieza a quedar pequeño, con lo que una buena opción es, siempre que se pueda, contar con sofás en L.

 

Si tienes un salón espacioso puedes contar con un juego de dos sofás aprovechando las paredes para no robar espacio a la estancia.

  1. Fundas o telas lavables

Al tener niños es difícil librarse de las manchas en los sofás, por eso la idea tener sofás con telas lavables o con fundas facilita mucho en el día a día.

Puedes optar por colores más oscuros para los sofás y dar claridad con los cojines, con la alfombra y con el resto de elementos decorativos del salón como estores y cortinas.

 

  1. Pufs, una buena solución.

Hay a veces que por espacio no podemos contar con sofás adicionales, pero los pufs son un recurso muy bueno. Primero porque a los niños les encanta, y segundo que dan un toque divertido al salón integrándose como parte de la decoración

 

  1. Mesas de madera o mesas individuales

Quizás las mesas de centro de cristal sean algo menos prácticas en las familias con niños pero vemos muy buena opción tener mesas de madera  e incluso utilizar mesas individuales que dan mucho juego para los peques porque se conviertes en mesas de juegos y dibujos.

 

  1. Cocinas y salones integrados.

Es verdad que en España no estamos tan acostumbrados a este concepto y es que tenemos muy inculcado el tema de no llevar los olores de cocina a otras estancias, pero es verdad que resulta muy últil para tener controlados a los pequeños. Ahora hay muchas opciones que permiten alternativas sin llegar a la integración completa, como barras separadoras, cristaleras que permiten una visión total, o aperturas de ventana que también da mucha sensación de amplitud y de visión.

 

El salón es para vivirlo y no para mirarlo

 Tenemos claro que nuestra casa es nuestra guarida, donde pasamos la mayoría del tiempo con los nuestros y tiene que ser un espacio donde nos sintamos cómodos, pero que a la vez mantenga una armonía y ese estilismo que queremos para nuestras casas.

 En este post hemos tratado una de las estancias fundamentales para la familia, pero dentro de esta serie de decoración, vamos a realizar otro post sobre cocinas como tal y en las cocinas integradas con salones y sus diferentes modalidades.

 Fuentes:

@elmueble

@hola

@pinterest

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados