Implicadas en crear mujeres líderes del futuro

Desde SiSÓ siempre hemos creído en el poder de las mujeres, en que existe un potencial oculto y guardado, a veces complicado de sacar a la luz, para muchas adolescentes, y que desde nuestra experiencia nos sentimos muy vinculadas a ellas.

 Por eso queremos contaros, uno de los proyectos donde en este caso ,yo Edurne, colaboro.

 Hace un par de años, una amiga del sector tecnológico me llamó para contarme que estaba trabajando en un proyecto muy bonito de impacto directo en pequeñas mujeres.

Mentoría para adolescentes.

Niñas que por sus circunstancias no tenían conocimiento de las futuras profesiones a las que se podrían dedicar, un programa orientado a niñas con alto potencial, pero con limitaciones a la hora de soñar, peligrando la continuidad en su formación escolar. 

 

La falta de confianza en sí mismas, hace que vean un techo de cristal (pero en el fondo de acero), que hace que no se vean preparadas para el mundo laboral.

 Sus mayores referencias profesionales están en su círculo más cercano, sintiéndose incapaces de soñar con un mundo más allá de las profesiones “tradicionales”. Cuando hablamos de niñas con altas capacidades, no tienen por qué ser sólo aptitudes técnicas o matemáticas, sino adolescentes con capacidad de resolver sus inquietudes, que destacan en su ambiente por ser inquietas, resolutivas, con inteligencias interpersonales, espaciales, musicales... con pensamiento crítico. 

¿Y cómo lo hacemos?

 Trabajamos con niñas entre 15 y 18 años, en sesiones presenciales o virtuales. Por desgracia en esta época de pandemia, nos hemos tenido que ajustar también a estas vicisitudes, pero que, gracias al interés por participar en esta mentoría, hemos salvado con éxito rotundo.           

 Las acompañamos durante 6 meses, en sesiones mensuales donde cada día les proponemos actividades relacionadas con su YO, su pasado y futuro. Las ayudamos a dibujarse como super heroínas, a que aterricen sus sueños, las invitamos mediante juegos a que fabriquen viajes mentales... En resumen, a generar confianza en sí mismas.

 Nosotras, las mentoras debemos tener cuidado en no sobrepasar ciertas líneas, que por la complicidad y el cariño que se forja, a veces es complicado. No somos sus madres, ni sus profesoras, ni sus amigas... estamos aquí para ayudarlas a que ellas solas elijan su camino. El trabajo es de ellas, únicamente de ellas, y nosotras desde nuestra trayectoria profesional, las enseñamos un mundo nuevo que desconocían.

 Tenemos que ser inspiración no influencia. Escuchamos sin juicio, realizando preguntas abiertas y ayudándola a identificar objetivos.

¿Cómo son ellas?

Son chicas que suelen aprender rápidamente. Tienen conciencia de las situaciones y su contexto. Son personas que están alertas y observan mucho su entorno.

 Su sentido común hace que puedan aplicar todos lo aprendido valorando las consecuencias.

 Entre ellas y nosotras generamos un ambiente y un interés genuino por colaborar con otras personas, se trata de un win -win, ya que ellas pueden ejercer un liderazgo positivo en su entorno y les incita a sacar lo mejor de los otros y nosotras, conectamos con aquella época adolescente donde nos sentíamos tan perdidas.

 Trabajamos bajo la metodología learning by doing que nos permite, tanto a las chicas, como a nosotras, ayudarlas a trabajar por ellas mismas, aprender mientras hacen y ser dueñas de su propio destino.

 Dada la profundidad de esta experiencia, es clave configurar una forma de trabajar sencilla y fácil de entender por parte de todas las personas que intervenimos en el proceso.

 Siempre estamos guiadas por la Fundación Everis, con un equipo maravilloso de apoyo compuesto por una aT. Líder y por una psicóloga, que ante cualquier duda (porque nosotras, aunque seamos mayores tenemos muchas) nos guían para proceder en algunas situaciones.

 Este es mi segundo año con ellas y, ojalá nunca dejen de contar conmigo para realizar esta colaboración.

 Resultado 

Mis dos mentoradas, han sido capaces de decidir que futuro quieren para ellas, muy alejado de lo que vivían en su ambiente y en su circulo de amistades: ¡¡Programadora robótica y Odontóloga!!.

Son trabajadoras y con unas ganas de comerse el mundo, que, aunque saben que no lo tienen fácil, lo conseguirán.  

Han trabajado su autonomía, su compromiso, han medido su esfuerzo y estoy segura de que un día, no muy lejano, se sentirán orgullosas de sí mismas y dirán: ¡¡Lo he conseguido!!

Colaborar para aumentar la valoración positiva de nosotras mismas, es el mejor regalo que un día me hizo esta amiga.

Me encantaría poneros una foto de ellas, pero su privacidad es lo primero. Cuando llegue ese día en el que lo hayan conseguido, seremos las primeras en publicarlo, estamos muy orgullosas. 

FEEL CONNECTED.. con las futuras líderes.

 @FundaciónEveris

@ProgramaPulsar

@4eim.com 

Ellas son siempre amables y agradecidas.

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados